Tarjetas de crédito

Regresar al inicio

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Conoce las ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito | Aprende a usarlas y evita pagar intereses

Una tarjeta de crédito, es un instrumento financiero que ofrecen tanto instituciones financieras (bancos), como tiendas departamentales. Estas sirven para poder hacer compras, y pagarlas después. El uso óptimo de las tarjetas de crédito, es poder pagar productos, servicios o viajes en mensualidades. Por ejemplo: si un boleto de avión cuesta 10,000 pesos, con una tarjeta de crédito podría pagarlo a 12 meses sin intereses, haciendo pagos mensuales de 833.3 pesos, de esta manera, no tendría la necesidad de hacer un pago grande. Sin embargo, es importante pagar a tiempo, ya que de lo contrario, la institución que otorga la tarjeta, comenzaría a cobrar intereses moratorios.

Generalmente, el otorgante de la tarjeta de crédito cobrará una anualidad por el uso de la misma, y dependerá del tipo de tarjeta, el monto del pago anual.

Hay dos tipos de otorgantes principales de tarjetas de crédito:

  • 1. Bancos: Con estas tarjetas es posible pagar en cualquier comercio que acepte tarjeta. Las promociones de mensualidades sin intereses, dependerán del comercio en el que compres. Es posible que, en caso de que el comercio no ofrezca mensualidades, el banco lo haga, sin embargo, en ocasiones, estas mensualidades son con un interés pequeño.
  • 2. Tiendas departamentales: Con estas tarjetas, podrás comprar dentro de la tienda departamental que otorgó la tarjeta. Generalmente, al tener una tarjeta departamental, la tienda ofrece promociones especiales, tanto mensualidades sin intereses, como descuentos, acumulación de puntos, u otros beneficios.

Fecha de corte y fecha de pago

En muchas ocasiones, las personas se confunden con los términos “Fecha de corte” y “Fecha de pago” de las tarjetas de crédito, y esto puede llegar a ocasionar pagos de intereses innecesarios, o la obligación de pagar algo, en un momento en el que no cuentas con el capital. Por eso, te explicamos a qué se refiere cada uno de los términos:

Fecha de corte: es una fecha fija de cada mes, y es el día en el que termina un periodo. Las compras que realices antes de la fecha de corte, las tendrás que pagar en la siguiente fecha de pago.

Fecha de pago: es una fecha fija de cada mes, y es el día en el que tendrás que pagar las compras realizadas en el periodo anterior. Generalmente, esta fecha es 20 días después de la fecha de corte, sin embargo puede variar según el otorgante.

Por ejemplo:

Si estuviéramos en Junio, y mi fecha de corte es el día 10 de cada mes, y mi fecha de pago es el día 1 de cada mes, y yo comprara una televisión el día 9 de Junio, entonces tendría que pagarla el día 1 de Julio. Sin embargo si yo comprara la televisión el día 11 de Junio (un día después de mi fecha de corte), tendría que pagarla el día 1 de Julio (es decir en la fecha de pago del siguiente periodo)

Tipos de tarjeta de crédito

En Colombia, los bancos y las tiendas departamentales ofrecen diversos tipos de tarjetas de crédito, y estas ofrecen diferentes beneficios a los tarjetahabientes. Las diferencias entre las tarjetas, generalmente son el monto del pago anual, relacionado con el monto de crédito disponible. Mientras mayor sea el crédito, mayor es la anualidad. La clasificación más común es la siguiente:

  • Tarjetas Básicas
  • Tarjetas Clásicas
  • Tarjetas Oro
  • Tarjetas Platinum o Platino

Es importante mencionar, que algunos bancos e instituciones financieras, dividen sus tarjetas de otras maneras.

Tarjetas de crédito Básicas

Tienen un límite de crédito bajo en comparación con otras tarjetas, y suelen tener pocos beneficios. Sin embargo sirven para comenzar a crear un historial crediticio, y para aprender cómo funcionan las tarjetas de crédito. Si las pagas a tiempo durante un periodo aproximado de 6 meses, es muy probable que la misma institución te ofrezca una nueva tarjeta con mayores ventajas, o que aumente tu línea de crédito.

Crédito promedio aproximado: $17,600
Anualidad: Entre $0 y $400

Tarjetas de crédito Clásicas

Ofrecen algunos beneficios, como programas de puntos, a cambio de comisiones o de una anualidad. Generalmente, los bancos las ofrecen a quienes han pagado a tiempo una tarjeta básica. Al pagar a tiempo, es muy probable acceder a un crédito mayor en un corto plazo, o incluso a una tarjeta Oro.

Crédito promedio aproximado: $33,000
Anualidad promedio: $495
Tasa de interés promedio: 28.8%

Tarjetas de crédito Oro

Estas tarjetas son otorgadas a personas que tienen un historial crediticio mayor, y con una capacidad de pago más alta. La anualidad suele crecer en comparación con las tarjetas clásicas, sin embargo, en ocasiones los bancos ofrecen promociones para no pagar por el primer año. De igual manera, es muy probable que, al adquirir tu tarjeta, el banco te ofrezca descuentos del 10% o el 15% en tus primeras compras, o pagarlas a meses sin intereses, sin importar si el comercio donde realices la compra tiene estas promociones.

Crédito promedio aproximado: $137,000
Anualidad promedio: $2,380
Tasa de interés promedio: 18.6%

Recomendaciones al solicitar una tarjeta de crédito

  • Asegúrate de solicitar una tarjeta que sea adecuada para tu perfil. Por ejemplo, si es tu primer tarjeta de crédito, será imposible que obtengas una tarjeta Oro, y mucho menos Platinum. Lo aconsejable, sería que apliques por una tarjeta básica o clásica.
  • Si tienes una cuenta de débito (ahorro o nómina), te aconsejamos nunca dejar la cuenta vacía, de esta manera aumentará tu promedio mensual, y es muy probable que el banco te ofrezca una tarjeta de crédito.
  • Recuerda que las tarjetas de crédito son un instrumento para adquirir productos, servicios o viajes y no tener que desembolsar una cantidad de dinero grande. Es MUY IMPORTANTE que pagues tu tarjeta a tiempo, de lo contrario será muy complicado que obtengas mayores beneficios, u otra tarjeta.
  • Si ya tienes una tarjeta de crédito y te gustaría aumentar tu línea de crédito, te recomendamos usar tu tarjeta constantemente durante al menos 3 meses, y pagarla a tiempo. De esta forma, cuando solicites una línea de crédito mayor, el banco verá que eres responsable en tus pagos, y será mucho más probable que la recibas.